De ladrillera a huerta urbana en Bogotá. [Fotoreportaje].

Tan pronto llegas a la estación de Transmilenio de Santa Lucía, en la localidad de Rafael Uribe Uribe, debes emprender rumbo hacia la montaña. Allí, encontrarás una novedosa, real y muy humana versión de la capital colombiana, diversa por los procesos migratorios que recientemente ha vivido el país-. También, a la vez, encontrarás un territorio lleno de historia, como la historia de los chircales, esas formas tradicionales de producción de ladrillo que existieron durante décadas en la ciudad con un alto impacto ambiental a la vez que tiene una rica historia cultural que nos cuenta un parte de la historia de este complejo territorio urbano que conocemos como Bogotá.


Repensemos las ciudades en familia

“Aschircales hace parte de una creciente tendencia de reverdeser las ciudades, construir espacios urbanos sustentables desde la autogestión”

Para esta edición de 3colibrís, tenemos el gusto de contar a través de fotografías la historia de la Asociación Comunitaria para el Desarrollo Integral, más conocida como Aschicales. Es una organización familiar que cambió la explotación de la montaña para la extracción de insumos para producir ladrillo, por la producción orgánica a través de la agricultura urbana y la promoción de la conservación del medio ambiente.

Si quieres conocer más sobre el lugar que los chircales han tenido en la historia bogotana te invitamos a ver la película Chircales, dirigida por Marta Rodríguez y Jorge Silva.

Aschircales es un proyecto familiar compuesto por la mamá Flor María Laverde, y sus cuatro hijos Ana Elvira Tenjo (Representante legal), Flor María Laverde (Veedora de la Asociación), Gloria Inés Tenjo (Fiscal de la Asociación), Dora Gladis Tenjo (Tesorera), José Alexander Tenjo (Secretario y articulador). Fuente: 3Colibrís.
Desde 2004 , Aschircales ha contagiado su amor por la conservación de los alimentos tradicionales, trabajando activamente por la autonomía alimentaria de los bogotanos. Fuente: 3Colibrís.
Reconocerse como agricultores urbanos ha sido todo un proceso para la familia Laverde Tenjo, que se ha tejido en la práctica, en la huerta, en el diálogo para pensarse nuevos horizontes de vida en comunidad y en autonomía alimentaria en la capital del país andino. Fuente: 3Colibrís.
Puedes visita la preciosa huerta de Aschircales en la diagonal 49D 13F-37 sur, en el barrio Socorro Sur, tercer sector, localidad de Rafael Uribe Uribe, UPZ 54. Fotografía: 3Colibrís.
Las huertas urbanas purifican el alma y el aire. Según un estudio presentado en 2018 por la Universidad Politécnica de Madrid contribuyen a mitigar el cambio climático al filtrar contaminantes atmosféricos.
Según el programa de Agricultura Urbana, que se desarrolló en 2016, se registran 300 huertas familiares y comunitarias, a las que se les hace seguimiento a través de asistencias técnicas de los profesionales y técnicos del equipo del JBB. 55.000 bogotanos han recibido capacitación de este programa. Es fundamental contar con política pública favorable a la agricultura urbana en las ciudades para garantizar el derecho a la alimentación, un derecho que nos pertenece a todos.
La seguridad alimentaria, autonomía alimentaría y soberanía alimentaria guardan una estrecha similitud en la medida que son tres aristas que contribuyen a garantizar el derecho a la alimentación, pero, no son lo mismo, la seguridad alimentaria se teje en los hogares o individuos, la autonomía alimentaria se construye en comunidad y la soberanía alimentaria se configura en política públicas, que pueden tener alcance veredal, de ciudad, departamental o nacional.
La prueba y error han sido los principales maestros de Aschircales, a través de la experimentación los ensayos y la constante curiosidad, la Asociación a avanzado en el conocimiento y cuidado de los suelos, como base para la producción de alimentos con historia, sanos y localmente producidos. Actualmente, en la Asociación se dispone de frutales y hortalizas como esta provocativa granadilla que está esperando por dar cosecha para llegar a manos de un comensal interesado/a en alimentarse con sentido. Fuente: 3Colibrís.
La curiosidad de la familia Laverde Tenjo ha permitido que Aschircales continue existiendo con el paso el tiempo a pesar de las dificultades y las limitaciones de recursos, económicos especialmente. Han participado en capacitaciones con el Jardín Botánico, ONG internacionales, formaciones en huertas caseras dentro y fuera de la localidad. El intercambio de saberes y la experiencia en terreno han sido dos factores vitales en la continuidad de la Asociación. Fuente: 3Colibrís.
Según el Jardín Botánico de Bogotá, la agricultura urbana se trata de un modelo de producción de alimentos en contexto urbanos, que favorece la organización comunitaria para implementar sistemas agrícolas. Algunos sistemas agrícolas urbanos son: Agricultura vertical; Sistemas biointensivos; Sistemas de raíces flotantes; Producción en camas elevadas; Agricultura de reciclaje; Agricultura familiar; Producción y manejo de fertilizantes biológicos; Preparación de biocontroladores.
El banco de semillas permanece en la huerta, como un museo vivo, sin embargo, quiénes visiten la Asociación, podrán encontrar semillas nativas para la venta o el intercambio, para multiplicar las huertas urbanas en la tierra de los rolos. Fuente: 3Colibrís.
Aschircales ha recuprado un espacio que solía ser un chircal, un espacio dedicado a la explotación artesanal para la fabricación de ladrillos, que dejaron serios daños en las capas de los sueños, vegetación y biodiversidad de la localidad, cuenta Alex Tenjo. Fuente: 3Colibrís.
Actualmente, Aschircales desarrolla jornadas pedagógicas a 40 niños y niñas de la localidad entre los 5 y 15 años para enseñarles jugando y aprendiendo cómo aprender a relacionarse con sus alimentos desde la perspectiva de la seguridad, la autonomía y la soberanía alimentaria. Según la Secretaria de Salud de Bogotá, para 2039 la mitad de la población bogotana tendrá desordenes alimentarios que pueden ser evitados a través de cambios en las dietas y la manera como se relacionan con sus alimentos. Fuente: 3Colibrís.

Aschircales – Bogotá – Colombia

Aschicales en Facebook

2 Replies to “De ladrillera a huerta urbana en Bogotá. [Fotoreportaje].”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s