La agricultura familiar como horizonte [Tendencias en los paisajes alimentarios urbanos en Colombia]

¡Es de nuestra alimentación que estamos hablando!

En estos días de cuarentena reina la incertidumbre, muchos nos preguntamos qué va a pasar cuándo todo “vuelva a la normalidad”, cómo si tal cosa existiera. A pesar de que no conocemos con exactitud qué está pasando en este momento en relación al abastecimiento de alimentos en Colombia, en el diálogo con organizaciones de productores, comercializadores de alimentos, investigadores, consumidores, puntos venta y movimientos sociales que defienden la agricultura familiar en Colombia, hemos identificado un conjunto de tendencias que lejos de sorprendernos, demuestran una aceleración en la consolidación de tendencias que ya se veían venir, cómo el incremento del consumo amigable con el medio ambiente y el consumo colaborativo.

Sabemos cada territorio en Colombia tiene dinámicas distintas, no obstante, identificamos tendencias sobre el panorama alimentario nacional, desde la perspectiva de la agricultura familiar, que aplican para unos territorios y para otros no, lleno de retos, pero, también de novedosas oportunidades para convertir en prioridad la seguridad y soberanía alimentaria como móvil de aseguramiento del derecho a la alimentación de los colombianos.

A continuación, presentamos 10 factores que delinearán el consumo de alimentos en lo que queda de 2020.

1. Crece la demanda de alimentos locales, sanos y sustentables: Las familias colombianas ha comenzado a incrementar la demanda y consumo de alimentos cuyo origen sea conocido, que sean sanos, entendido cómo las nutrientes que ofrecen y que hayan sido producidos con prácticas amigables con el ambiente, motivados por la preocupación de cuidar su salud y la solidaridad de participar en cadenas de valor más equitativas. En este sentido, será fundamental democratizar el acceso y disponibilidad de alimentos locales, sanos y sustentables.

2. Aprovechamiento de redes sociales y plataformas tecnológicas. Los productores y comercializadores organizados de la Agricultura Familiar están incrementando el uso de sus páginas web, aplicaciones web, mailing y WhatsApp para promocionar su oferta y tomar pedidos de sus clientes. Redes locales de productores están aliándose con plataformas virtuales para promocionar sus productos y sumar esfuerzos para facilitar la logística de distribución de alimentos frescos y transformados provenientes de la agricultura campesina familiar y comunitaria. Esta tendencia se presentará en territorios en los que existe infraestructura de telecomunicaciones, en los que no, se incrementará la brecha.

3. Alianzas y colaboración entre sectores: La epidemia se ha convertido en una oportunidad para fortalecer las iniciativas de producción y distribución de productos en territorios donde existe un activo apoyo de la institucionalidad, acá vale la pena realizar un mapeo territorial, que permita identificar dónde existe mayor y menor apoyo a la Agricultura Campesina, Familiar y Comunitaria. Si bien gobierno nacional ha priorizado la reducción de aranceles para la importación de alimentos, en los territorios se están gestando acuerdos de apoyo que garantizan el abastecimiento de los productores locales y la seguridad y autonomía alimentaria de las comunidades.

4. Redes de solidaridad para el acopio: Debido al cierre de los mercados campesinos en todo el país, se están gestando iniciativas solidarias de acopio de los alimentos, los consumidores están presentado sus casas para almacenar los productos provenientes de la Agricultura Campesina, Familiar y Comunitaria (ACFC) para distribuirlos en ciudades intermedias, como sucede en los departamentos de Valle del Cauca y el Eje Cafetero.

5. Cese al fuego: El cese al fuego por parte del ELN y la posibilidad de reanudación de diálogos de paz con esta organización guerrillera tendrá impacto en las dinámicas locales de los territorios en los que tiene mayor influencia este grupo guerrillero. Con la posibilidad de recrudecimiento de la violencia o nuevas oportunidades para el desarrollo de la ACFC.

6. Apoyo a venezolanos: Siendo Colombia el país con mayor población migrante venezolana, muchas de las acciones de ayuda humanitaria continuarán estando enfocadas en apoyar a los migrantes del hermano país.

7. La organización comunitaria para prevenir la difusión del virus: Pese la histórica existencia de sistemas de salud inadecuados, especialmente en contextos rurales, las comunidades locales se están organizando para evitar la expansión del virus en sus territorios, el ejemplo más emblemático es la Guardia Indígena del Cauca que ha cerrado las vías terciarías de algunos municipios del Macizo Colombiano, implementando severos castigos a los pobladores que violen la cuarentena.

8. Bancarización: Para recibir apoyos monetarios por parte del Estado durante la cuarentena, las familias campesinas están incrementando su bancarización e inserción al sistema financiero. Este punto hay que revisarlo con pinzas, para evitar que la inserción de pequeños productores en los sistemas financieros liderados por banco no se convierta en un motivo de pauperrización aún mayor de las economías campesinas.

9. Incremento de la diversidad de cultivos y huertas caseras: Las familias que se dedicaban a una única actividad económica como la pesca, el turismo o el monocultivo están sufriendo dificultades para garantizar su seguridad y autonomía alimentaria, de manera que es imperativo promover el desarrollo de huertas caseras en sus fincas que les permitan sobrevivir. Para ello será fundamental el acompañamiento a familias en el desarrollo de sistemas de pancoger.


10. Intercambio solidario entre municipios:
El intercambio solidario de bienes, servicios y saberes entre territorios locales, aprovechando la rica diversidad biocultural que existe en Colombia es un oportunidad para fortalecer los vínculos que se han debilitado por la creciente tendencia de globalización movida por un modelo nacional de apertura económica.

Es fundamental la garantía de infraestructura de telecomunicaciones y vial para los lugares más apartados del país para que la ACFC desarrollo su potencial de alimentar sano, local y sustentable al país.

Recomendado: La paz con justicia social, la lucha contra el cambio climático, la seguridad y soberanía alimentaria serán tendencia en 2020.

Una respuesta para “La agricultura familiar como horizonte [Tendencias en los paisajes alimentarios urbanos en Colombia]”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s