ENTRE EL CACAO Y LA ESMERALDA

María Fernanda Gutiérrez Quiroga*

La guaquería o la explotación minera tradicional de esmeraldas es una práctica que históricamente ha sido clave para el occidente de Boyacá, ya que por décadas ha representado la fuente principal de sus ingresos. Sin embargo, depender de la esmeralda se ha vuelto cada vez más difícil. Uno de los fenómenos que dificultó el desarrollo de la guaquería fueron los conflictos generados desde la década de los 60 por establecer un dominio sobre la explotación y comercialización de la esmeralda. Esta dificultad se traducía en el hecho de que guaquear en este contexto implicaba poner en peligro la vida, ya que la extracción de la gema se daba en el marco de unos enfrentamientos entre distintos grupos armados que buscaban tener el control sobre las minas. Por ello, algunos guaqueros que piensan dedicarse al cultivo del cacao, afirman que la esmeralda es como una enfermedad que trae consigo muchos males. A su vez, ejercer la guaquería se ve dificultado por el hecho de que no se tiene la certeza ni la seguridad de que siempre se logrará encontrar una esmeralda.

Según El Tiempo, las condiciones de explotación de la esmeralda han mejorado, en la medida en que esta actividad se encuentra cada vez más regulada y controlada legalmente. En particular, este mejoramiento es atribuye a que la explotación ahora se encuentra bajo el control de la empresa extranjera Minería Texas Colombia (MTC). Si bien el presidente de esta empresa, Charles Burguess, argumenta que la toma de las minas por parte de la MTC ha contribuido en acabar la violencia y en mejorar las condiciones de los esmeralderos, la guaquería aún se encuentra en un estado de crisis y precariedad.

Una forma de afrontar las crisis de la guaquería ha sido a través de la organización y la asociatividad. Dentro de estos procesos, se encuentra el de una fundación que busca encontrar en el cacao una alternativa a la esmeralda. El papel de la fundación resulta clave, ya que ha incidido en la consolidación de proyectos locales de cultivos del cacao que buscan generar ingresos para guaqueros y campesinos

Para uno de los cultivadores de cacao, pertenecer a esta asociación lo ha beneficiado, dado que ha mejorado sus condiciones de productividad. Durante el recorrido por su finca, me contaba que luego de crear la asociación, los precios y el acceso al mercado habían mejorado. Asimismo, el cacao se constituye para varios pobladores en una forma de construir un futuro más rentable y con menos incertidumbres, algo que no se podía conseguir a través de la esmeralda.

Durante una charla colectiva con ingenieros agrónomos e integrantes de la asociación local, varios de los miembros afirmaban que la presencia de la fundación y, en general la de MTC, ha sido beneficiosa para el occidente de Boyacá. Por una parte, dicha fundación ha permitido la consolidación de los proyectos en torno al cacao. Por otra parte, una serie de programas e incentivos, como las becas de estudio, financiados por la empresa minera han contribuido a mejorar las condiciones de vida en la zona.

Sin embargo, estas opiniones positivas sobre la presencia de la MTC y el apoyo de la fundación no es generalizada y trae más preocupaciones que esperanzas. uno podía escuchar que, más que esperanzas, la presencia de la MTC traía solo preocupaciones. Una de las cultivadoras de cacao me contaba con indignación cómo el apoyo de la fundación y de la MTC no pasaba de las charlas y los almuerzos comunitarios. “Yo no necesito que me digan cómo sembrar porque eso ya lo he aprendido con los años, lo que necesito es una financiación que me permita prosperar con el cacao” Por ello, la iniciativa de reemplazar la esmeralda por el cacao no es del todo aceptada.

De hecho, para uno de los líderes de una asociación de mineros tradicionales, las iniciativas de reemplazar la esmeralda por el cacao no son más que una táctica de la MTC para sacar del mercado a los guaqueros y así poder monopolizar la producción de las minas de esmeralda. Para él, lo que obstaculiza el desarrollo de la guaquería son las regulaciones que el estado crea para la minería benefician únicamente a transnacionales tales como la MTC. En particular, este es un problema que resulta de la visión estigmatizada que el Estado, la MTC y varios medios de comunicación han promovido sobre los guaqueros. Es una visión que califica a los guaqueros como criminales, que explotan y extraen esmeraldas fuera de los marcos de la ley.

En ese sentido, para algunos líderes mineros, la solución ante la crisis radica más en construir organizaciones y asociaciones que luchen por la persistencia de la minería tradicional o la guaquería. En particular, es una lucha por la creación de normas que, primero, reconozcan al guaquero como un minero legal y formal. Segundo, es una lucha por generar normas que garanticen la seguridad de la práctica tradicional.

En ultimas, para este líder, la asociatividad representa una forma de lucha y resistencia contra todo aquello que obstaculiza la persistencia de la guaquería. Luchar por esta persistencia vale la pena, porque la guaquería y todas las prácticas que se generan alrededor de la comercialización de la esmeralda continúan siendo viables e importantes para que las comunidades subsistan y se mantengan en los territorios. Más que un trabajo, es una tradición ancestral que se viene construyendo desde la época precolonial.

Flor de cacao, una nueva gema. El cambio de la esmeralda hacia este producto representa para varios la oportunidad de construir un futuro más rentable y con menos incertidumbres. Para los ingenieros de la Fundación el beneficio del cacao no solo se queda en el ámbito social, sino que trasciende al ecológico, pues es un cultivo que ayuda a renovar al suelo y a formar bosques. Fuente: Autora.
Para poner al cacao en el mercado, debe cumplirse con una serie de normas y regulaciones impuestas por el Instituto Colombiano de Agricultura (ICA). Una de ellas, va dirigida hacia la calidad del grano del cacao, que se evalúa a partir de su aroma y su textura. Fuente: Autora.
Ser cacaotero implica un esfuerzo diario por evitar que las enfermedades se propaguen por los cultivos y, así, mantener al cacao dentro de los estándares de calidad y sanidad requeridos. Una de las enfermedades que más ataca a los cultivos es la mazorca negra, un hongo que infecta y degrada al fruto. Fuente: Autora.



Conseguir esta certificación para el dueño de la finca en la que nos encontrábamos ha implicado un gran esfuerzo durante 6 años. Fuente: Autora.

Otra forma de garantizar la calidad y la sanidad del cacao, así como su sostenibilidad ambiental, producido y de tener mayor acceso al mercado es a través de la certificación de buenas prácticas agrícolas dadas por el ICA. Fuente: Autora.

Es un esfuerzo que comienza por la transformación y la adecuación del espacio bajo los estándares requeridos. Aunque la transformación se ve dificultada por el hecho de que su financiación sale del bolsillo de los mismos agricultores. Fuente: Autora.

Si bien para la fundación el cacao es la salvación, para algunos miembros el apoyo que se les da durante este proceso de transición realmente no ayuda. Lo que se necesita no son almuerzos y charlas técnicas sobre cómo sembrar, pues este es un saber que ya tienen. Lo que se requiere son ayudas prácticas, como, por ejemplo, un apoyo financiero con el cual se pueda estructurar a la finca para ser certificada por las Buenas prácticas agrícolas. Fuente: Autora.
Campero de camino a las minas de esmeraldas. Durante el viaje tuvimos la compañía de uno de los líderes mineros En el recorrido, él comenzó a explicarme a mí y a mis compañeros cómo las normas del Estado y la presencia de la MTC perjudicaban al occidente de Boyacá y a los guaqueros. Su explicación fue abierta y contundente, a pesar de que hablar de estos temas en esta zona resulta muy complicado debido a las tensiones por controlar la explotación de la esmeralda. Fuente: Autora.
Guaqueros laborando Una de las principales luchas de los líderes mineros es dar cuenta de que estos mineros tradicionales no son criminales ni peligrosos, que es como se han tendido a estigmatizar. Fuente: Autora.
Fuente: Autora.
Ramificación de las fuentes de agua usadas en este sector para guaquear. Frente al tema del agua, los líderes nos preguntaban constantemente si considerábamos que la minería tradicional de esmeralda afectaba las fuentes de agua o causaba otros problemas ambientales. “Los guaqueros saben cómo usar las quebradas y usan lo necesario, la verdadera afectación la hace la MTC, con sus grandes maquinarias. Además, es una práctica que no se basa en el uso de químicos para extraer a la esmeralda. Fuente: Autora.
Herramientas para guaquear La lucha por el reconocimiento estatal de la figura del guaquero también es clave para los líderes mineros. Actualmente, estos mineros tradicionales son reconocidos en la ley como barequeros, que es la forma como se reconoce a los mineros de oro artesanales. Esto resulta problemático, pues al denominar a los mineros de esmeraldas como barequeros, se asume que sus prácticas son iguales a las de la extracción de oro. Sin embargo, existen grandes diferencias entre estas dos formas de minería tradicional, que necesariamente deben ser reconocidas por el estado. Estas empiezan por el hecho de que no se usan las mismas técnicas y materiales para extraer al oro y a la esmeralda de manera artesanal. Fuente: Autora.
Un comerciante nos muestra las esmeraldas que recientemente había comprado para vendérselas a un intermediario que las ofrece en Bogotá. La cantidad de esmeraldas se encuentra regulada por la resolución 40103 del ministerio de minas y energías, en la cual se establece que un minero de subsistencia puede comercializar máximo 50 quilates (10 gramos) de esmeraldas al mes. Para el líder minero que nos acompañaba , esta norma resulta absurda, ya que la norma no tiene en cuenta que no todas las esmeraldas son iguales ni pueden llegar a valer lo mismo. Es decir que, si un guaquero completa los 50 quilates con esmeraldas de baja calidad, no le queda otra opción que buscar otra forma de sobrevivir el resto del mes. Fuente: Autora.
Mineros tradicionales guaqueando en una de las quebradas. Las quebradas fueron los lugares que se les asignaron a los guaqueros, mientras que los túneles y las montañas fueron asignadas a la MTC. Si bien esta parte es pública, mientras tomaba esta foto los guardias de la MTC se encontraban rondando por el lugar con sus perros y preguntando sobre la razón de nuestra presencia, como si fuera un espacio al cual no estuviésemos autorizados para estar. Situaciones como estas dan cuenta para uno de los líderes mineros la intención de la empresa por controlar todos los espacios de explotación minera. Fuente: Autora.
Paz, Dios ve todo La violencia y los enemigos es lo último que buscan los líderes de mineros Para ellos, la lucha debe ser construida en base al diálogo y en función de una paz colectiva. Fuente: Autora.

*María Fernanda Gutiérrez Quiroga es estudiante de antropología de la Universidad del Rosario. Su principal objetivo es poder visibilizar los problemas socioambientales que atraviesan los diferentes territorios en el país, principalmente, los territorios rurales. Fue miembro del Consejo Estudiantil de la Escuela de Ciencias Humanas. Formó parte del grupo de logística que organizó el XVI Congreso de Antropología en Colombia y en el V congreso de la Asociación Latinoamericana de Antropología el cual se realizó del 6 al 9 de junio del 2017. Formó parte del proyecto de intervención en Jimain, territorio arhuaco de la Sierra Nevada de Santa Marta, el cual fue realizado por la Escuela Intercultural de Diplomacia Indígena de la Universidad del Rosario en el mes de abril del presente año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s