En Colombia los campesinos tienen una cara y una historia propia.

Ella es doña Evelia, una campesina colombiana que todos los días se levanta para preparar a su esposo, hijos y nietos sus tradicionales arepuelas de trigo que aprendió a preparar de su abuela cuando era una niña. Doña Evelia también se esmera por cuidar a sus gallinas, sus cultivos de mora y aromáticas en una pequeña parcela que no supera el cuarto de hectaréa.

untitled-poster (18)

En Colombia las prácticas culturales y económicas campesinas corren un serio riesgo de exintiguirse. Consumir local y campesino en una alternativa para preservar un parte de nuestras identidades.

 

Campesina nariñense p.3 3colibris

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s